Conserje de Cestur «cobraba» 70 mil pesos mensuales, pero solo recibía 10,400

SANTO DOMINGO.- Uno de los métodos que usaban para estafar al Estado el mayor general Adán Cáceres Silvestre y la pastora  Rossy Guzmán Sánchez consistía en conseguir «trabajo» a cientos de personas en dos instituciones con salarios abultados.
La transacción era simple, los empleados aparecían en nómina con salarios hasta siete veces mayor al establecido para sus puestos y a cambio del «favor» de tener trabajo estos tenían que retirar todo el dinero que les depositaba el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) o el Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (CUSEP), pero posteriormente transferirlo a terceros y quedarse con una porción mínima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio
A %d blogueros les gusta esto: