Deivi García podría ser futuro cerrador de los Yankees de Nueva York

Todos los equipos de las Mayores necesitan un cerrador. Los Yankees son afortunados al contar con uno de los mejores zurdos, Aroldis Chapman, quien decidió no rescindir de su contrato y en vez de eso añadió un año y US$18 millones a su acuerdo de dos temporadas. Pero el cubano no será el cerrador de Nueva York para siempre.
Otros equipos en la División Este de la Liga Americana han comenzado a realizar cambios en sus bullpens recientemente, buscando ese taponero ideal. Cualquiera sea el caso, los Yankees y el resto de la división deben estar siempre en búsqueda de su futuro cerrador.
Les pedimos a nuestros reporteros del Este de la Americana que seleccionaran a futuro cerrador de cada uno de los cinco equipos que conforman la división.
Yankees: LD Deivi García
Con Chapman habiendo firmado una extensión de contrato de un año en noviembre, los Yankees esperan tener el puesto de cerrador cubierto por un tiempo. Pero si el cubano ingresa a la lista de lesionados, los Yankees contarán con varias opciones, entre las cuales está el excerrador Zack Britton, quien acumuló 47 salvamentos en el 2016 por los Orioles.
El gerente general Brian Cashman ha dicho en repetidas ocasiones que si un lanzador llega a ese rol es porque no tuvo éxito como abridor, así que hay que pensar en cuáles nombres podrían estar en esa conversación en tres años. Aquí hay una idea: Varios especialistas ya creen que el dominicano García podría dominar como relevista con su eléctrica combinación de recta y curva. Los Yankees lo están desarrollando como abridor, pero si el joven no convierte el cambio en su tercera arma, el quisqueyano de 20 años podría eventualmente hacer la transición al bullpen. Vaya, a Mariano Rivera le funcionó. – Bryan Hoch
Medias Rojas: LZ Darwinzon Hernández
Brandon Workman se ganó el puesto de cerrador luego de registrar efectividad de 1.88 el año pasado con 16 salvamentos, pero el diestro será agente libre tras la campaña del 2020. Si Workman sale del equipo, los Medias Rojas, sin lugar a dudas, se irán con el venezolano Hernández. Tiene un eléctrico brazo zurdo con una recta que roza las 100 millas por hora y lo necesario para hacer el trabajo. El monticular de 22 años se desarrolló como abridor, pero Boston lo trasladó al bullpen el año pasado por necesidad y Hernández acumuló 50 ponches en 27.1 entradas. El problema con Hernández es su comando. Tuvo un total de 48 boletos en 57.1 innings entre los Medias Rojas, Triple-A Pawtucket y Doble-A Portland en el 2019. Pero Boston confía en que el joven podrá hacer los ajustes y tirar más strikes. –Ian Browne.
Orioles: LD Hunter Harvey
Tal vez los Orioles no necesiten buscar desde muy lejos a su cerrador del futuro. Es un muchacho con bigote y pelo largo. Se trata de Harvey, quien estaba encaminado a estar en los planes de los innings finales de los Orioles antes de que se detuviera el béisbol por la pandemia del coronavirus
La gerencia de Baltimore no ha querido comprometerse con el rol de Harvey, pero no es un secreto lo dominante que es. El año pasado no sólo se mantuvo saludable, sino brilló ponchando a 11 con efectividad de 1.42 durante un trecho de siete juegos en su debut en las Mayores. Es una muestra pequeña, pero Harvey demostró las herramientas que tiene un lanzador de innings finales: Una recta de casi tres dígitos, una curva poderosa, una recta de los dedos separados que produce swings fallidos y la capacidad de lanzar en situaciones de apremio. – Joe Trezza
Rays: LD Nick Anderson
Cuando los Rays adquirieron a Anderson desde los Marlins en la fecha límite de cambios en julio del 2019, pensaron haber obtenido a un diestro capaz de convertirse en un arma para las entradas finales. Pero ni Tampa Bay pudo haber predicho el éxito que tendría Anderson en los últimos dos meses de la temporada. El zurdo permitió cinco carreras limpias en 23 dominantes presentaciones.
De los 64 outs que sacó, 41 fueron por la vía del ponche. Y lo que es aun más impresionante es que Anderson otorgó apenas dos bases por bolas en ese período. Aunque Tampa Bay no nombrará a ningún cerrador pronto, esperen que Anderson reciba oportunidades como taponero en los próximos dos años. – Juan Toribio
Azulejos: LD Jordan Romano
Con Ken Giles en su último año bajo control contractual del equipo, los Azulejos podrían tener una vacante para la novena entrada después de la temporada del 2020. Podrían ponderar una opción externa, pero internamente los Azulejos cuentan con varias alternativas. Romano tiene la ventaja porque ha sido mencionado por el manager de Toronto, el boricua Charlie Montoyo, en el pasado como un relevista que podría tener oportunidades en situación de salvado. Cuenta con una recta que se acerca a las 100 millas por hora que puede combinar con un slider. Después de Romano, Los Azulejos podrían convertir en cerrador a uno de sus abridores jóvenes, incluyendo a Trent Thornton, Julian Merryweather o Sean Reid-Foley. – Keegan Matheson

You may also like

Deja un comentario