«Él no se ahorcó, lo mataron”, el clamor de familiares de un recluso muerto

Santo Domingo. Familiares de un recluso que supuestamente se suicidó en el centro de aislamiento Batey Bienvenido, ubicado en Manoguayabo, denunciaron que su pariente fue asesinado en dicho recinto.

Una hermana de la víctima que pidió reserva de su nombre por temor, explicó que Ricardo Argenis Alcántara saldría de prisión bajo fianza el pasado martes tras dos meses de detención por una riña, sin embargo, las autoridades del centro les comunicaron la madrugada del lunes que este se habría ahorcado.

El acta de defunción de Alcántara establece como causa de muerte, asfixia mecánica por ahorcamiento, no obstante, al recibir el cadáver sus familiares se percataron que este tenía una herida corto punzante en el costado izquierdo y un golpe en la cabeza.

«Cuando en la funeraria le estábamos poniendo la ropa le vemos un hoyo bien profundo en el costado izquierdo», explicó la hermana del occiso.

Agregó que las autoridades del recinto Batey Bienvenido le ocultaron información sobre las verdaderas circunstancias del fallecimiento y hasta el momento no han sido recibidos allí.

«Él no se ahorcó, a él lo mataron y lo que más nos duele es que no podemos confiar en ninguna autoridad», manifestó la hermana.

Alcántara fue llevado a dicho recinto junto a un grupo de internos desde la penitenciaría de La Victoria para evitar aglomeraciones por el Covid-19.

El fallecimiento de Ricardo Argenis Alcántara es el segundo en menos de una semana de una persona bajo custodia de las autoridades que es cuestionada por familiares.

El pasado martes, José Guillermo Méndez supuestamente se suicidó en el destacamento La 800 del sector Los Ríos, a donde fue llevado por la Policía por infringir el toque de queda, versión que sus familiares ponen en duda.

Ramón Santana, hermano del fallecido, descartó la versión de las autoridades y en cambio teme que este fue ultimado a golpes en el referido destacamento.

El caribe

You may also like

Deja un comentario