Guillermo Caram llama al Estado a preparase para el periodo post COVID-19

El mundo y la sociedad dominicana experimentarán grandes transformaciones en materia social y política por lo que el vicepresidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Guillermo Caram, recomienda que el país se prepare para afrontar la nueva realidad que dictará el periodo post COVID-19.

El político entiende que no es posible seguir con un orden económico caracterizado por rentismo y  la especulación, sacrificando producción, generando desempleo, subempleo o informalidad, lo que impide recepción de ingresos estables para satisfacer plenamente necesidades de trabajadores; descuidando producción esencial.

“para favorecer suntuosidades y vicios, seguir inmutables ante los desequilibrios demo-territoriales y ambientales que se están observando caracterizándose por   asentamientos de poblaciones en barrios urbanos  hacinados y promiscuos mientras nuestros campos agropecuarios se despueblan”, lamentó el alto dirigente del PRSC.

El exgobernador del Banco Central dice que seguir administrando  rentas publicas sin prever reservas para enfrentar contingencias y evitar déficits conducentes a endeudamientos para cubrir gastos improductivos, inhibidores del emprendimiento y fomentadores del clientelismo para sostener ambiciones políticas, en lugar de destinarlos a infraestructura productiva y superar precariedades en servicios como abastecimiento de agua y disposición de residuos. Seguir depredando nuestros recursos naturales y desequilibrando nuestra biodiversidad.

El político hace un símil de la carta del Papa Francisco donde habla sobre el agravamiento de situaciones por la pandemia, tales como:

  1. Hambre que expele la salida de hogares para procurar alimentos, imposibilitando obedecer los llamados a recogimiento;
  2. Desempleo y/o falta de trabajo fijo que ocasionan falta o insuficientes ingresos para comprarlos, obligando, ante la falta de almacenamiento en despensas, a los pobladores, salir a buscarlos diariamente;
  3. Usura y/o especulación por parte de inescrupulosos aprovechándose de precariedades y pánicos sembrados;
  4. Violencia detonante causada por irritación e indefensión ante ejercicios ineficaces, irresponsables y privilegiados de autoridades;
  5. Delincuencia impulsada por desesperanzas e impunidades ante delincuencia de cuello blanco.

Indica que prepararse para el después implica encarar lo de ahora sin volver a lo de antes, reclamando requisitos compatibles con un liderazgo renovado y preparado para encarar nuevos retos y desafíos.

You may also like

Deja un comentario