Hospitales Jaime Mota y Jaime Sánchez en condiciones críticas

Barahona.- De “grave y calamitosa” calificó la interprovincial Barahona-Pedernales del Colegio Médico Dominicano (CMD), la situación por la que atraviesan los hospitales: Regional Universitario Jaime Mota y Jaime Sánchez que funcionan en esta ciudad para las cuatro provincias que conforman la Región Enriquillo.

En rueda de prensa efectuada esta mañana en el Hospital Jaime Sánchez, ubicado en Villa Central, la interprovincial del CMD, dijo que la situación de los principales dos centros médicos del Suroeste debe ser de preocupación para la sociedad regional, a la que invitaron a sumarse a la lucha de los médicos por mejorar la situación de salud de la región.

Los doctores Wilkin Féliz, presidente de la interprovincial Barahona/Pedernales del CMD, Yocasta Medina, secretaria general, Ranse Féliz Velásquez, vicepresidente y Carlos Féliz Terrero, de finanzas, junto a varios más de sus colegas, dijeron que el sistema sanitario de la región prácticamente “colapsó”.

Precisaron que el colapso se debe a la grave situación por la que atraviesan ambos centros médicos públicos, en donde aseguran “ni siquiera una jeringa” hay, mucho menos insumos y medicinas, una situación que, aseguran, afecta directamente al médico porque es “exponencial” o el que da la “cara” al paciente, “entonces nos echan la culpa a nosotros”.

Explicaron que la situación es tan calamitosa en los hospitales Jaime Sánchez y Jaime Mota que no hay esfigmomanómetro (equipo usado para medir la presión arterial), así como otras carencias que afectan, tanto al paciente como al propio personal de salud.

Las consecuencias
Féliz, Medina, Féliz Terrero y Féliz Velásquez, principales directivos del CMD aquí, dijeron que las consecuencias, debido a las carencias en los referidos centros de salud, las sufre el personal médico y de enfermería, “porque el paciente es a nosotros que nos ve en las emergencias o consultas”.

A esta situación de calamidad por la falta de servicios adecuados a la población de la región que busca los servicios de salud, se añaden los problemas con la alimentación inadecuada a los médicos.

Atribuyen la situación a que el personal médico trabaja a “manos peladas”, por lo que llaman a la población a interesarse en la situación de ambos centros de salud, unificándose en torno al CMD para reclamar mejoren las condiciones.

Señalaron que el problema es tan grave y preocupante que en el Hospital Jaime Sánchez, destinado para atender a mujeres embarazadas y recién nacidos, se ha desatado una “plaga de ratas” que pone en peligro la salud de los pacientes.

No descartan paralizar servicios
Los directivos de la interprovincial Barahona/Pedernales del Colegio Médico Dominicano (CMD), no descartan paralizar los servicios de salud a la población en caso de que las autoridades no den respuesta a las problemáticas de salud de la región y cumplir los acuerdos a que llegó con el gremio para solucionar los problemas.

Sin embargo, Wilkin Féliz, presidente de la interprovincial, dijo que como se ha anunciado que en el mes de febrero sería entregado el Hospital Regional Universitario Jaime Mota, uno de los 56 centros sometidos a reconstrucción, el CMD dará un compás de espera para ver si realmente hay un cambio en el servicio, atención al paciente y a los propios galenos.

Afirmaron que si no hay condiciones mejoradas, insumos y medicinas para los pacientes el gremio que agrupa a los profesionales de la medicina no tiene otra salida que paralizar los servicios para que estos mejoren, pero reiteró que esperan a que el próximo mes se entregue el Jaime Mota como han prometido las autoridades.

Por: Benny Rodríguez

You may also like

Deja un comentario