Latinoamérica y el Caribe afrontarán colectivamente la pobreza por el COVID-19

Washington, 9 abr (EFE).- Latinoamérica y el Caribe, considerada la región más desigual del mundo, tendrá que enfrentar colectivamente la pobreza y la pobreza extrema que afectarán a más personas a raíz de la pandemia del coronavirus.

Así lo explicó a Efe la directora del Departamento de Inclusión Social de la Organización de Estados Americanos (OEA), Betilde Muñoz-Pogossian, quien apuntó que «además de las afectaciones en el tema de salud, de los que lamentablemente fallecen y luego los que no tienen acceso al sistema de salud o medicinas, están las consecuencias en las personas del cese de la actividad económica».

«Eso va a tener, en el mediano y largo plazo, un impacto muy grande en América Latina y el Caribe con efectos perjudiciales en la vida de millones de personas», vaticinó, al indicar que para atender esa situación la OEA ha elaborado una «Guía Práctica de Respuestas Inclusivas y con Enfoque de Derechos ante el COVID-19 en las Américas», que propone recomendaciones y orientaciones de política pública.

El documento, explicó, «pone atención en las poblaciones más vulnerables de la región que por sus características, como su sexo, raza, discapacidad, orientación sexual o condición migratoria, sufren ya exclusión y discriminación, y la pandemia no hace más que acentuarlas».

«En la guía también no solo miramos la situación particular de mujeres, personas con discapacidad, personas mayores, LGBTI, afrodescendientes e indígenas, personas privadas de la libertad, sino que también ponemos el acento en las personas en situación de pobreza y pobreza extrema», sostuvo.

«Si hay algo que la región va a tener que enfrentar colectivamente -complementó- es el tema de la pobreza, ya que a los millones de personas en pobreza y pobreza extrema que ya teníamos se sumarán otros millones más».

Para la funcionaria, es importante que la mirada de Estado abarque además a los demás grupos identificados en el estudio como víctimas de otras desigualdades.

Entre las medidas que la OEA propone poner en marcha en el corto y mediano plazo para atender los efectos de la pandemia en la población en situación de pobreza están las transferencias monetarias directas a los hogares sin ingresos, y subsidios a los que han quedado sin empleo.

«Ya lo están haciendo en algunos países», admitió Muñoz-Pogossian, al puntualizar que es una práctica que se puede replicar.

De igual forma, señaló la necesidad de atender a los niños y adolescente cuya principal fuente de alimentación son los programas escolares ahora suspendidos debido a las medidas de distanciamiento social.

«También está la dimensión del acceso a los sistemas de salud para hacer test del COVID-19 y para acceder a tratamientos en el caso de que haya un contagio. Y ahí nos preocupa mucho la situación de personas migrantes, refugiados y solicitantes de asilo», recordó la directora, quien apuntó que «independientemente de la situación migratoria, hay que garantizarle acceso a la salud a esa población». EFE

You may also like

Deja un comentario