Periodismo humano: clave para sobrevivir a las crisis

Especialistas en diversas áreas abundan cómo debe ser la forma de comunicar de los medios impresos y digitales, y la importancia que tiene la prensa en la construcción de los acontecimientos.

El Listín Diario llega hoy a sus 131 años y de por sí este aniversario demuestra que este medio de comunicación ha estado presente en los mejores momentos de la historia de República Dominicana, pero también ha sobrevivido a las grandes crisis sociales y económicas del mundo.

El periódico de los dominicanos no es solo un lema, es una frase que se siente con fervor en la sociedad. La campaña “Lo vivimos con el Listín” es más que marketing porque es la prueba de que el medio ha comunicado en diversos géneros periodísticos todos los hechos que recuerdan nuestros abuelos o padres. El Listín ha servido como un archivo de la nación y es parte de la bibliografía de textos de varias áreas.

Sin embargo, su permanencia por más de un siglo no es pura casualidad. La verdad es que el periódico se ha adaptado a los cambios que trae cada situación, aportando valor con entereza y objetividad en sectores vitales como la salud, la educación, la política, el deporte, la economía, el entretenimiento y los acontecimientos mundiales.

Para este suplemento especial, en el que se festeja la permanencia del Listín Diario como el principal periódico del país, tres expertos de la comunicación, la historia y la sociología expresan cuál es el nuevo reto que tienen los medios en la actualidad bajo la amenaza de una pandemia, donde la prensa ha jugado un papel fundamental: mantener informados a sus lectores a toda costa. Es evidente que la enfermedad ha transformado el mundo y los medios no serán la excepción.

La información le pertenece a la gente
Para el socio director de Newlink Dominicana, Eduardo Valcárcel, hoy más que nunca es cuando los datos les pertenecen a las personas. El especialista de la comunicación estratégica cree que tras el COVID-19, la gente ha cambiado la manera de ver el mundo y la prensa puede aprovechar esta coyuntura para ser más propositiva y más visionaria.

Eduardo no sólo apuesta al periodismo de precisión, pues él tiene una marcada creencia en que la prensa debe tener la habilidad de transmitir emociones y mensajes claros, diversificar sus fuentes de información y contar las historias que el Internet no recibe.

Para el especialista, el cambio es adaptación a la tecnología, pero siendo el lector el centro de esa transformación. Por eso, el también presidente de la Asociación Dominicana Empresas Comunicación Comercial (ADECC) es partidario del periodismo humano, ese que es posible gracias a las historias de las personas que siempre tendrán algo que contar y “las crisis solo evidencian sus realidades”.

Una prensa para todos
El periodismo para sobrevivir a las crisis actuales y a las venideras necesita que ofrecer una mayor visibilidad a la realidad social sin prejuicios y sin fomentar la discriminación y los estigmas hacia los grupos poblacionales más vulnerables.

Así lo considera la socióloga Tahira Vargas, quien aboga porque la prensa escrita sea más gráfica y llegue a los lugares donde no haya acceso al Internet o las redes sociales para que esas zonas tengan el mismo derecho a la información.

El COVID-19 es el nuevo reto que tienen los medios. A esto Tahira, desde el punto de vista de la sociología, sugiere la realización de estudios de impacto de la pandemia en la vida social y el manejo de las noticias para desarrollar procesos de adaptación en esa dirección. Ella plantea como solución un canal de comunicación permanente con las nuevas generaciones y la realidad social.

Inclusión, democracia y participación
El historiador y profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Juan de la Cruz, valora el hecho de que desde su fundación el 1 de agosto de 1889 el Listín Diario ha contado en sus páginas los más importantes hechos históricos de República Dominicana. “Este medio ha servido de fuente para conocer nuestra historia”.

De la Cruz manifiesta que los medios de comunicación para subsistir tienen que abrir sus páginas a las inquietudes y propuestas de solución que tienen las personas, para hacerlas partícipes de la construcción de una sociedad dominicana más incluyente, democrática y participativa en un entorno virtual totalmente nuevo.

El historiador, que conoce la importancia de los medios impresos en la construcción de los acontecimientos, sugiere que los medios digitales den valor a las historias que toquen el corazón y las emociones de las personas.

El Listín en la historia
Listín Diario ha estado presente en los momentos más difíciles como la dictadura de Ulises Heureaux, el gobierno de Ramón Cáceres, las ocupaciones militares de Estados Unidos, la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, los mandatos de Joaquín Balaguer, la pandemia de influenza de 1918, la Primera y Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Abril de 1965 y algunos más, en los que ahora se agrega la pandemia del coronavirus.

You may also like

Deja un comentario