Perspectiva es PLD y FP se unan en el 2024

Por Belarminio Ramírez
Leonel Fernández es el principal responsable de que el PRM hoy gobierne y de que el PLD esté en la oposición.
Si el gobierno de Luis Abinader y el PRM hace una buena gestión, el pueblo dominicano se lo agradecerá a Leonel Fernández. En caso de que resulte lo contrario, entonces culpará a Leonel.
No hay forma frente a la historia de que Leonel Fernández evada su responsabilidad sobre el resultado electoral 2020.
La estrategia del PLD de no considerar a Leonel Fernández ni a la Fuerza del Pueblo como adversario para las elecciones del 2024, es correcta.
En la perspectiva electoral 2024 el PLD tiene un solo adversario que es el PRM, y percibe a los demás partidos como posibles aliados.
El escenario futuro está pintado para que la Fuerza del Pueblo y el PLD se unan, como ha sucedido históricamente con las demás fuerzas políticas que se han dividido por lucha de sus liderazgos por candidaturas.
Aunque la FP esté juramentando algunos dirigentes del PLD que tienen vínculos afectivos con Leonel Fernández, esa organización no podrá desplazar al PLD como líder de la oposición. Pronto vendrán las encuestas serias.
La perspectiva es que cuando se vaya acercando el momento electoral muchos seguidores de Leonel Fernández al ver que la opción de volver al poder es el PLD, retornarán al partido donde se forjaron como dirigentes y obtuvieron progresos socioeconómicos.
En República Dominicana hay un bipartidismo que ahora se hará más dominante y que la FP no está en capacidad de alterar.
La escala como quedó establecida la distribución de los recursos económicos que los partidos políticos recibirán del Estado hasta el 2024, hará más sólido y dominante el bipartidismo.
Ya las personas están comparando al gobierno del PRM con el gobierno del PLD. La comparación que hacen las gentes no es con los 20 años de gobierno del PLD, sino con los 8 años de Danilo.
Al gobierno de Leonel la población ya lo comparó en su momento con el gobierno de Danilo.
Ahora en la ruta hacia las elecciones del 2024, el espejo para comparar al gobierno de Luis Abinader será el gobierno de Danilo Medina.
La división del PLD fue el resultado de una diferencia personal entre Leonel y Danilo que se acentuó porque ningún liderazgo aceptaba la supremacía del otro.
La división del PLD fue por un asunto de ego atizado por seguidores de ambos liderazgos. Percatas minutas y normales diferencias por naturales luchas de influencia y control partidario que eran manejables la convirtieron en irreconciliables.
En el 2024 las condiciones estarán dadas para que las dirigencias del PLD y FP se reencuentren.
La FP se consolidará como el tercer partido de la Nación desplazando al PRD y PRSC y eso pone más cómodo el regreso de los morados, porque rehabilitar un pacto estratégico con el PRM como lo hicieron en el 2020 sería un suicidio político para el emergente partido.
Aunque la FP reciba algunos dirigentes del PLD en lo que resta del 2021, el PLD es la opción a fortalecerse con los votos del segmento independiente del electorado que sé inclinó a favor del PRM en el 2020, pero que ahora están comenzando a reaccionar con decepción porque el nuevo gobierno no está llenando sus expectativas.
Danilo Medina no será candidato en el 2024 y Leonel Fernández si piensa con frialdad tampoco tiene porqué serlo.
Ya Leonel y Danilo cumplieron su ciclo histórico, y si la crisis económica genera crisis social, ambos liderazgos estarán compelidos a buscar una salida, y sólo habrá una salida que es pedirse disculpas mutuamente y juntar a una dirigencia que aunque están políticamente en siglas distintas, en los hechos emocionalmente siguen juntos.
Las mayorías de los peledeistas que se lanzaron a la aventura de seguir a Leonel en su meta personal de dividir al PLD para hacerlo perder, hoy están arrepentidos, porque no calcularon que la salida del PLD poder era la salida de ellos del Estado y de los beneficios y privilegios que venían recibiendo desde el 2004.
Aunque Leonel Fernández cuenta con un círculo íntimo de personas que fueron funcionarios de su gobierno y están decididas a estar para siempre a su lado, los de abajo que viven en pobreza y necesidad sólo esperan el 2024 para volver al poder, y esa posibilidad se la brindará el PLD. Y ese estado de necesidad en que estarán la mayoría de sus dirigentes, militantes y simpatizantes empujará a la FP a un entendimiento con el PLD por una cuota de poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio
A %d blogueros les gusta esto: