El día a día para comer de los que ganan poco

“Voy con RD$200, compro un chin de pollo y los condimentos para sazonarlo. No dan para comprar dizque arroz y pollo. Si uno no va con RD$500, uno no puede hacer comida”, comienza a explicar Lucila sobre lo que pasa cuando sale a buscar los ingredientes del almuerzo.

Lucila tiene 67 años y actualmente reside en Pantoja, Santo Domingo Oeste, junto a su esposo, sus dos hijos mayores y dos nietas.

Un aumento en los precios de los alimentos significa para ella y su familia “mucho”, ya que su esposo Ramón de 68 años, se dedica a la venta de jugos naturales, y uno de sus hijos es taxista.

Lucila describe que ambos salarios que perciben (que no sobrepasan juntos los RD$8,000) no son suficientes para abastecerse de alimentos como quisieran durante todo el mes, pero que hacen rejuegos con una tarjeta del gobierno que tiene unos RD$1,500.

“Él vende cosas en la calle, pero ahora con esta situación no se está vendiendo, es poca cosa que se está vendiendo. Y lo poco que él (Ramón) gana, se va en pasajes”, cuenta. No obstante, sin querer darle vueltas al tema, Lucila dice que “vive conforme y con confianza en Dios”.

“Si sube uno no puede hacer nada, porque subió. Lo que tenemos es que ser conformes con lo que Dios nos dé”, fueron sus palabras.

l

listín diario

 

You may also like

Deja un comentario