El Estadio Cibao cumple 56 años de ser inaugurado

Conocido como el “Nido Aguilucho”, el Estadio Cibao, hogar del aguerrido equipo de las Águilas Cibaeñas, el más alegre parque de la pelota nuestra, esta conmemorando hoy el 62 aniversario de su esplendorosa inauguración.
Miles de fanáticos hace más de medio siglo fueron testigos de la majestuosa apertura del iluminado estadio “Leonidas Radhames”, nombre con que fue originalmente bautizada la instalación deportiva, construida por el Estado Dominicano con un costo de un millón de pesos.

Esa histórica noche del sábado 25 de octubre de 1958, que además marcó la apertura de la cuarta versión de la pelota invernal dominicana, no pudo ser mas memorable con los batazos del refuerzo norteamericano Dick Stuart y el resonante triunfo del conjunto aguilucho sobre los Tigres del Licey, que con el paso de los años serían sus archirrivales.

Las Águilas jugando por primera vez en su nido derrotaron a los felinos con anotación de 7 por 4 con una gran demostración de poder de Stuart, un prospecto de los Piratas de Pittsburgh, quien tiene el honor de haber despachado el primer jonrón en este parque de pelota.

Stuart en sus primeros dos turnos pegó sendos cuadrangulares. El primero un descomunal palo por encima del paredón verde del jardín central y el segundo por el prado izquierdo. Forrest Smith agrego otro jonrón con dos a bordo para sellar el éxito de los cibaeños.

Según la crónica del periódico La Nación del domingo 26 de octubre de 1958, los batazos de Stuart, pronosticados por el propio jugador en el Hotel Matum, donde hospedaba, horas antes de salir hacia el estadio, respaldaron el pitcheo del abridor norteamericano Benny Daniels.

Daniels obtuvo la victoria, y pese a permitir ocho incogibles, lanzó buena pelota. Solo se vio en apuros en el primero y quinto episodio, completando el partido.

Mientras que Nelson Chittum, abridor y perdedor por los azules, fue auxiliado en el tercero por Bill Smith y en el séptimo por el novato Joaquin Guevara.

Stuart encabezó la ofensiva de los aguiluchos con su par de cuadrangulares en cuatro turnos, seguido por Ruddy Hernández que despachó doble y sencillo.

Además sobresalió en el ataque Julián Javier con dos indiscutibles, Forrest Smith un jonrón, Papito Mateo y Jim McDaniels un inatrapable cada uno.

Los mejores al bate por el Licey fueron el intermedista criollo Pedro González y Gordon Windhorn, con un cuadrangular cada uno, Norman Laker, Dick Sander, Johnny Blanchard un sencillo por unidad.

También conectaron de imparable por los azules Ellis Burton, Bill Smith y Carlos Dore. El hit del dominicano Dore, abriendo el juego, quedó registrado como el primer indiscutible que se conecto en la historia del Estadio Cibao.
Texto: Acentos

You may also like

Deja un comentario