En defensa presidente IPPP Olivo de León

Santo Domingo:-El veterano periodista Olivo de León, actual presidente del Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP), es también probablemente el principal ideólogo del movimiento periodístico Marcelino Vega, con un reconocido historial de lucha, ha sido durante mucho tiempo un gremialista a carta cabal, defensor de la clase y posee una gran calidad humana.

José Bujosa Mieses, también jugó un papel importante entre otros en la creación de esa exitosa estructura. Los que lo hemos tratado sabemos que es una persona excepcionalmente humilde, sincera, asequible y opuesta a todo tipo de tráfico de influencia.

Sus gestiones como directivo del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), se han caracterizado por la transparencia, la ética, el profesionalismo y compromiso incondicional con la defensa de la libertad de prensa en el ámbito nacional e internacional.

Hace varios años en un encuentro informal en su despacho del CDP, nos enteramos de los serios quebrantos de salud que padece y la manera estoica en que ha estado lidiando con los mismos, sin pretender convertirse en una víctima porque su discreta naturaleza le impide capitalizar tales dolencias.

Por lo antes narrado, entre otras cosas, Olivo de León reúne todas las condiciones y méritos profesionales para ser pensionado por el Poder Ejecutivo y nos alegramos de que así haya sido, igual que los demás colegas, incluyendo a dos compueblanos que llevamos colgado del corazón: Mirtilio Féliz y Manuel Vólquez Bello, ambos aquejados de graves enfermedades.

Olivo de León, Mercedes castillo y Aurelio Henríquez han formado una trilogía casi perfecta en la dirección del Colegio Dominicano de Periodistas y los resultados en favor de la clase son incuestionables. Las conquistas logradas en medio de esta pandemia del covid-19 constituyen una especie de hazaña.

Naturalmente, han tenido la suerte de contar con un presidente, Luis Abinader, más abierto y receptivo a las demandas del CDP, sin ningún condicionamiento ni sumisión profesional, con lo que se inaugura una nueva era en las relaciones entre estos dos poderes.

A Olivo de León, que siga adelante con su humana y noble misión de servirle periodistas y trabajadores de la Prensa.

Por Miguel Pineda López

You may also like

Deja un comentario