Intentos de desviar el río Masacre hacia Juana Méndez genera tensión en la frontera

 

Por : Edward Fernández y Arsenio Cruz Dajabón.
En Dajabón denuncian que Haití ya construyó un canal en su territorio y pretenden interconectarlo mediante un dique para desviar las aguas hacia aquel lado de la frontera domínico-haitiana. 
Dajabón.- El intento de desviar el río Masacre, a su paso por Dajabón, hacia la comunidad de Juana Méndez, en Haití, está generando tensión en la zona.
Según denuncian residentes en Dajabón, para tales fines las autoridades del vecino país ya construyeron un canal en su territorio. La gobernadora de Dajabón, Rosalba Peña Rodríguez, informó que una comisión binacional se reunirá el próximo martes, en cuyo encuentro esperan que técnicos a cargo de la obra en Haití presenten un informe sobre el proyecto.
Sería la segunda reunión entre representantes de ambos países para tratar el tema del río que atraviesa parte de la franja norte de la frontera domínico-haitiana. Entre los convocados al encuentro están el personal diplomático de ambas naciones, así como las autoridades municipales de Dajabón y Juana Méndez.
También las autoridades militares. La representante del presidente Luis Abinader en esa provincia fronteriza dijo esperar las explicaciones de lugar, para determinar si esa obra afecta el medio ambiente en territorio dominicano. “Esperemos concluir el tema para esa reunión”, expresó la funcionaria. Las escasas informaciones que han ofrecido las autoridades haitianas indican que la construcción del canal fue ordenada por el presidente de Haití, Jovenel Moise, con el objetivo de utilizar el líquido de ese curso de agua para irrigar la tierra en Juana Méndez.
 

Sobre el afluente.-​El río Masacre​ es un curso de agua que delimita una parte de la frontera entre la República Dominicana y Haití. Nace en la zona de Loma de Cabrera, territorio dominicano, y desemboca en la bahía de Manzanillo.

El canal.– Parceleros de la zona agrícola el Coco, la Vigía y Sánchez, denunciaron que  empresarios y políticos haitianos, construyeron un canal para desviar las aguas  del río Masacre hacia su territorio por esta parte de la frontera. Ramón Picardo y Quillo García, quienes hablaron a nombre de los productores agrícolas que serán afectados por la decisión de poderosos haitianos, dijeron que con el dique que pretenden levantar se eliminará el caudal del río y con ello secaran el humedal, Laguna de Saladillo, protegida por la ley 64-00 de protección al medio ambiente.
«Con la construcción ubicada entre las pirámides 13 y 14 por la comunidad la Vigía que divide la frontera, se quedarán sin producir más de 40 tareas que se cultivan de arroz y provocará inundaciones en el poblado de Juana Méndez, cuando el río traiga crecida», expresaron. Se quejaron de que notificaron la situación a las autoridades del INDRHI pero no se han presentado al lugar.
Los parceleros consideran que los alegatos de los haitianos no son salideros, ya que alegan que la construcción se realiza en terrenos de nadie, sin tomar en cuenta que tampoco a ellos les pertenece, si fuese el caso, por lo que consideran esto traerá un conflicto internacional entre ambos países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio
A %d blogueros les gusta esto: