Juan Soto, “solo es cuestión de tiempo” para volver a su nivel

INTERNACIONAL.- Por más batazos que haya dado el dominicano Juan José Soto en su joven carrera, después de estar fuera de acción, siempre hay que encontrar nuevamente el ritmo en el plato.
Soto fue activado la semana pasada de la lista de lesionados, después de perderse 10 juegos debido a un tirón en el hombro izquierdo. En un principio, los Nacionales utilizaron al actual campeón bate de la Liga Nacional como emergente en su serie en casa contra los Bravos hasta que recibiese luz verde para poder hacer disparos en un partido. Soto se fue de 3-0 en tres juegos ante Atlanta
En la serie interligas en el Yankee Stadium este fin de semana, Soto tuvo la oportunidad de jugar a diario como bateador designado. El viernes, conectó un cuadrangular de 424 pies que salió de su bate a 110.2 millas por hora, de acuerdo con Statcast, ante el mexicano Luis Cessa. Soto terminó la jornada de 5-2 con un par de ponches.
Desde entonces, Soto no se ha ponchado. Pero tampoco ha dado otro hit. El sábado, empujó una carrera cuando negoció un boleto con las bases llenas, uno de los dos pasaportes que consiguió ese día en su regreso al jardín derecho. La tarde siguiente, se fue de 4-0 como bateador designado en el último de la serie.
“Se siente muy bien estar de regreso”, dijo Soto el domingo después de la derrota por 3-2 de los Nacionales ante los Yankees. “En el home, me sentí bien. Mi swing está ahí. La bola no terminó donde quería, pero mi swing estaba ahí y mi timing también”.

Soto batea .262 esta temporada, incluyendo este trecho en el que lleva de 15-2 desde que regresó de la lista de lesionados. Aunque no necesariamente ha visto los resultados que quiere, una mirada más profunda a sus números da una mejor idea de cómo han sido sus turnos en estos últimos días.
Entre martes y domingo, Soto bateó .133. Su promedio de bateo esperado – una métrica de Statcast que se abrevia xBA y que mide las probabilidades de que una pelota se convierta en un hit basándose en la calidad del batazo, fue de .310. Hubo una brecha de 177 puntos de poca fortuna.
También tuvo un slugging de .333 en ese período, comprado con un slugging esperado de (xSLG) de .612, una diferencia de 279 puntos. La métrica xSLG toma en cuenta la velocidad y el ángulo de salida, además de qué tan rápido corrió el bateador (en cierto tipo de batazos) en consideración.
“Ahora mismo, lo único que tengo que hacer es seguir haciendo swing”, comentó Soto. “Sólo tengo que encontrar la forma de pegarle a la bola, darle con fuerza y tratar de encontrar los canales. Le di dos veces bien la bola (el domingo). Simplemente no pude encontrar ese hueco. Hay que seguir haciendo swing y dar lo mejor de mí”.
La ofensiva de Soto es la fuerza que mueve a los Nacionales, que tienen récord de 5-5 en sus últimos 10 partidos y amanecieron el martes empatados en el sótano de la División Este de la Liga Nacional con récord de 13-17. Soto afirma que no se pone presión adicional por eso, porque sabe que sus compañeros están dando lo mejor de ellos en el plato. El plan de Soto es “seguir metiendo mano”.
Washington abrirá una serie de tres juegos contra los Filis en el Nationals Park el martes. Soto batea .299/.431/.653 con 14 jonrones de por vida ante Filadelfia, su mayor cantidad de vuelacercas ante cualquier club.
“Pienso que es simplemente cuestión de tiempo para que las cosas hagan click y empecemos a verlo pegarle duro a la pelota todos lados”, dijo el manager de Washington, el boricua Dave Martínez.
EL NUEVO DIARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio
A %d blogueros les gusta esto: