La Emergencia de San Juan…

15 DE MARZO 2021.
POR JOSE ANTONIO MATOS PEÑA.

En la prensa y opinión pública nacional se resalta la presencia del señor presidente de la república dominicana, en la provincia de San Juan de la Maguana, al frente de un positivo y oportuno consejo de gobierno, esto, nos lo habían informado con anterioridad; el consejo se realizó y en él, se anunció la puesta en emergencia del deteriorado granero del sur.

Las provincias del sur, y específicamente la de Bahoruco, suspiran por una atención igual, sin romper los linderos de los roles que juega cada una de los provincias y su territorio, ésta, con más de 3,364 kilómetros cuadrados de superficie y Bahoruco con alrededor de 1,285 kilómetros cuadrados. San Juan, como provincia, con una posición en referencia al mar Caribe, de unos 429 metros sobre el nivel medio del mar (429 m s. n. m. m.), con un punto máximo en altura, de alrededor de 3,100 sobre el nivel medio del mar, mientras que Bahoruco tiene como punto máximo de altura, alrededor de 2, 367 metros, repetimos, sobre el nivel medio del mar.

Como se puede observar, la provincia de San Juan de la Maguana, con frontera con Bahoruco, impacta positiva o negativamente a esta última, por lo que de entrada se observará que lo bueno o malo nos llega, con decir, con simple ejemplo, el río Yaque del Sur, nacido en la Loma la Rusilla, nace a casi 800 metros en dicha provincia, mellizo, pero al norte, con el gran Yaque del Norte, ambos, rankeados entre los cinco más importantes de la isla Española; a nuestra provincia, con el punto más bajo de la isla y el Caribe, “la Hoya del Lago Enriquillo” llegan las escorrentías más diversas de aquella más alta provincia, como las del río San Juan, Mijo y otros más, que alimentan las diferentes obras de retención de aguas, como las presas de Sabana Yegua, Sabaneta y la futura Monte grande.

Las medidas de emergencias enfocan hacia el determinado territorio, muchas políticas públicas e inversiones de recursos, más la simplificación de el uso de recursos económicos, con ellos, se podrían mejorar las condiciones de la mayor empresa pequeña y mediana del pueblo dominicano, que es la producción agropecuaria, la condición de la conducción de aguas para los predios y los tan anhelados “caminos rurales”. La emergencia le ha llegado a San Juan, pero le pica cerca a Bahoruco, esperamos así, sabias decisiones con la explotación del Oro, y nos proteja de lo malo que nos pueda llegar aquí, la contaminación subsiguiente.

You may also like

Deja un comentario