Laguna Rincón, fuente de proteínas y Vitaminas…

POR JOSÉ ANTONIO MATOS PEÑA.-

Al través de las tilapias y demás variedades de pescados que brinda la laguna de Cabral ó Rincón (las demás comunidades reclaman su inclusión en la nomenclatura de la misma, por ello prefieren, laguna Rincón), se vio reducida casi a cero meses atrás, cuando por el ardiente sol que nos combatió, más el uso indiscriminado de su estructura tocada por el hombre, se redujo al 1% de su espejo de aguas en relación al de hacen décadas, limitando prácticamente a cero la disponibilidad proteica de pescados.

La sedimentación, procedente de la cuenca alta y media del río Yaque del Sur y los fondos de la presa de “Monte grande” , son parte del desbalance a que ha sido sometida; cumple con la siguiente regla, “ a lo que le sale más de lo que le entra, tiende a terminarse”.

En los momentos más aciagos de este recurso natural, de aguas dulces (no salobres), nos entrevistó el ingeniero Ángel Acosta, para la televisión, formulándonos la pregunta sobre qué hacer en aquellos momentos de desaparición ó evaporación de las aguas de la misma; contestándole, ¡Ahora nada, sólo esperar que lleguen las lluvias, mientras aprendemos a manejarla y protegerla, no repitiendo sus malos usos ó tratos.

Tal y como deducíamos con respecto a la terminación de la temporada cálida y seca, fue una realidad, la laguna se llenó, sin que las consecuencias de sedimentaciones, detenida parcial y tardíamente, años atrás, con la reparación de compuertas del Caño Lucas (24), comunidad de Cabral.

Los pescados y vida bajo aguas de especies comestibles, más la recomposición de los fondos, mejoran paulatinamente, pero necesitan tiempo, contando siempre también con el gran sedimento acumulado, lo cual hace más lento el proceso de recomposición.

El gobierno actual, de Luis Abinader, ha dado muestra de sensibilidad frente a estas grandes verdades, en sentido general, que consiste en una programación de tiempo en la explotación de estos recursos, permitiendo tiempo a las especies para crecer y multiplicarse, y velar por un estricto y adecuado modo de recolección ó pesca.

You may also like

Deja un comentario