728x90-roblox-ad-banner_131484-q5gp6q8ilr7dfw85xtymxj6t1gazl6io91ay0i4vb8

Mirada retrospectiva a las relaciones chino-dominicanas

  • 98Vista

El 1 de mayo de 2018, China y la República Dominicana establecimos relaciones diplomáticas sobre la base del principio de una sola China. A partir de entonces, nuestras relaciones han logrado un desarrollo florecido, aportando ejemplo de respeto mutuo, igualdad, beneficio compartido y cooperación ganar-ganar entre países de diferentes tamaños, sistemas políticos y culturas, hecho que ha puesto de pleno manifiesto y confirmado que el principio de una sola China señala las tendencias primordiales de la época, la justicia internacional y la aspiración común de los pueblos.

A lo largo de los últimos seis años, se ha venido consolidando la confianza política mutua entre ambos países. Las estrechas comunicaciones entre nuestros jefes de Estado han guiado el rumbo del desarrollo de las relaciones bilaterales. Se han mantenido contactos frecuentes a todos los niveles, en todos los sectores, mejorando incesantemente la amistad y el entendimiento recíproco. En lo que concierne a cuestiones de nuestros intereses medulares, nos apoyamos firme y conjuntamente para salvaguardar los objetivos comunes de ambos países y pueblos.

A lo largo de los últimos seis años, nuestras relaciones han corroborado el significado del dicho, “La prosperidad hace amistades y las adversidad las prueba”. Ante la feroz epidemia de COVID-19, la llegada oportuna de vacunas provenientes de China ayudó la parte dominicana a proteger la vida y salud de su pueblo, logrando una temprana recuperación económica.

Recientemente, la situación de seguridad en Haití se ha deteriorado drásticamente, representando una inminente amenaza a los ciudadanos chinos que trabajaban allá. República Dominicana nos tendió, sin tardanza, una mano de apoyo, dándonos soporte para realizar operaciones de evacuación, con la que conseguimos trasladar a los connacionales chinos de Puerto Príncipe a la Tierra Quisqueyana, sanos y salvos.

A lo largo de los últimos seis años, nuestra cooperación práctica ha brindado resultados fructíferos. La República Dominicana es el mayor socio comercial de China en la región caribeña, y China es el segundo socio comercial de la República Dominicana. El año pasado, el volumen del comercio bilateral ascendió a casi 5.000 millones de dólares, más del doble que al inicio de nuestras relaciones diplomáticas. China ha donado cosechadoras de caña de azúcar, maquinarias agrícolas y camiones de recogida de desechos, la contribución activa de China ha sido cada vez más efectiva para mejorar el bienestar del pueblo dominicano. Además, hemos enviado varios expertos a la tierra dominicana para ayudar a asegurar un mejor rendimiento del arroz y la seguridad alimentaria del país.

A lo largo de los últimos seis años, se destacan puntos brillantes en los intercambios culturales. Disfrutando de visitas de varios grupos artísticos de alto nivel, se ha mostrado el encanto de diversas formas de la cultura tradicional china, como la pintura a pincel, la acrobacia y las artes marciales. El aprendizaje del idioma chino en el Instituto Confucio se ha transformado en una nueva tendencia para la nueva generación dominicana. Hay cada vez más jóvenes quisqueyanos sobresalientes que viajan a estudiar o capacitarse en China, convirtiéndose en líderes no sólo en sus áreas respectivas, sino también en el fortalecimiento de la amistad pueblo a pueblo.

En la actualidad, la economía mundial se recupera lentamente en medio de turbulencias y cambios y se enfrenta a una mayor incertidumbre. China ha resistido las presiones externas y su economía se está recuperando fuertemente con el impulso de la modernización al estilo chino. La tasa de crecimiento del PIB del 5,2% en 2023 y del 5,3% en el primer trimestre de este año son ambas superiores a los objetivos previstos. Como el Presidente Xi Jinping señaló, China ha llegado a donde está hoy después de superar todo tipo de dificultades y desafíos. China no colapsó como predice la “teoría del colapso de China”, ni alcanzará su punto máximo como lo pronostica la “teoría del pico de China”.

La China de hoy es a nivel mundial la segunda economía, el mayor país manufacturero, el mayor país de comercio exterior, y el segundo mayor mercado de consumo. Al mismo tiempo, China se encuentra todavía en la etapa de rápida liberación de la demanda, la urbanización aún tiene un enorme potencial de profundización, la digitalización y la transformación ecológica han creado nuevo espacio para la demanda. Además de una serie de importantes ventajas competitivas formadas en el proceso de desarrollo a largo plazo, todo eso apoyará firmemente el desarrollo continuo de la economía china y contribuirá al crecimiento y la estabilidad de la economía mundial.

La brillante perspectiva económica de China ha inyectado a la vez un fuerte impulso a los lazos chino-dominicanos. En el nuevo punto de partida del sexto aniversario del establecimiento nuestras relaciones diplomáticas, estamos dispuestos a trabajar junto con todos los círculos sociales dominicanos para fortalecer nuestra cooperación mutuamente beneficiosa a un nivel superior. Damos la sincera bienvenida a productos dominicanos con ventajas para explorar el gran mercado chino. Creemos que cada vez más empresas chinas con capacidad y profesionalidad vendrán a invertir para promover la prosperidad económica y el empleo local. También esperamos que mayor cantidad de turistas chinos visiten la Tierra Quisqueyana, con lo que continuamos escribiendo nuevos capítulos de entendimiento y afecto entre los dos pueblo

El autor es embajador de la República Popular China en el país

Deja un comentario

Vuelve al inicio