Apología del año 2020.

Por Jose corniell

Todos, de manera inmisericorde, despiadada y cruel han satanizado el año 2020, culpandolo de todos los males habidos y por haber que han sucedido en sus días, debido a la presencia del Coronavirus, COVID 19.

Lo acusan de haber traído al COVID, pandemia que ha dejado más de dos mil muertos en la República Dominicana y casi dos millones a nivel de todo el mundo.

De forma injusta y sin razón, se ha dicho que el año dos mil 2020 es el responsable de esos acontecimientos, por lo que debe irse lo antes posible y ni siquiera ser registrado en los anales de la historia.

Sin embargo, quiero salir en defensa del presente año, el cual está casi al finalizar, porque siento que se está siendo injusto con él. Se le ha querido asesinar con alevosía y, digo con alevosía, porque cuando la pandemia surgió el no podía defenderse, porque aún no había nacido, aún no era ni un feto, pero se le culpa de todas las desgracias ocurridas en sus días, sin ser el responsable.

Con esa acción, el año 2020 está siendo víctima de una injusticia imperdonable y, por qué decimos injusticia imperdible?. Veamos:

Primero, porque el COVID 19 surgió en noviembre del año 2019, y se extendió a los segundos, minutos, días, semanas y meses del presente año, desgraciadolo por completo y provocando el odio de la gente, que desea se vaya ya y no deje ni señas de su existencia.

Segundo, porque no siendo en sus días cuando hizo aparición la terrible enfermedad, no se le debe juzgar como responsable, sino, como víctima, en el entendido de que ha sufrido serios daños y perjuicios por culpa de la terrible enfermedad, toda vez que sus días no han sido vividos a plenitud por la humanidad.

Tercero, porque el 2020 pasará a la historia como un año perdido, debido a la baja producción y a los grandes daños y pérdidas que han tenido los paises del mundo.

Cuarto, porque todo el mundo sólo lo culpa a él y ni por asomo, se habla del 2019, que fue el año donde se generó la enfermedad que hasta lleva su apellido: COVID 19.

Creo que el año 2020 ha sido muy mal tratado y hasta vilipendiado por una desgracia que él no generó y que sólo ha sufrido, al igual que la humanidad en su conjunto, los efectos devastadores de la misma.

Es de justicia entonces, que reconozcamos que el presente año no es responsable de la desgracia que se vive, si no, que se trata de una víctima más. Ver menos

You may also like

Deja un comentario