Buehler poncha a 10 y retoma la ventaja para los Dodgers

El abridor Walker Buehler ponchó a 10, el antesalista Juston Turner y el receptor Austin Barnes pegaron sendos cuadrangulares y los Dodgers de Los Ángeles derrotaron 6-2 a los Rays de Tampa Bay y toman ventaja en la Serie Mundial.

La victoria de los Dodgers deja 2-1 a su favor el Clásico de Otoño, que se juega al mejor de siete.

Con su triunfo, los Dodgers se acercan a sólo dos victorias para conseguir su primer campeonato desde 1988.

Los Dodgers retomaron la ventaja, después de que iniciaron la Serie Mundial con una victoria sobre los Rays, antes de que estos los empataran.

Camino a la victoria Buehler (1-0) lanzó seis episodios, en los que permitió tres imparables, una carrera, dio una base y retiró a 10 bateadores de los Rays por la vía del ponche.

Buehler, que tuvo el apoyo de tres relevos, terminó su labor con 93 lanzamientos, de los cuales 67 los envió a la zona de strike.

El lanzador se convirtió en el primer serpentinero en la historia de la Serie Mundial en registrar ponches de dos dígitos en seis entradas.

La batería la representaron Turner y Barnes, que mandaron la pelota a la calle con sendos cuadrangulares.

Turner (1) pegó de cuatro esquinas en el primer episodio, sin corredores por delante, sobre el trabajo del abridor Charlie Morton.

Mientras que Barnes (1) conectó de vuelta completa, también solitario, al cazar la serpentina del relevo John Curtiss, en la sexta entrada.

Los toletes de los Rays respondieron a través del guardabosques cubano Randy Arozarena (1), que mandó la pelota a la calle en el noveno episodio.

Arozarena encontró la pelota ante los lanzamientos del cerrador Kenley Jansen e hizo volar la pelota 397 pies por todo lo alto del jardín izquierdo.

El jonrón del cubano, que pegó sólo una vez en cuatro viajes a la caja de bateo, fue solitario, cuando restaba sólo un out para concluir el juego.

 

 

El guardabosques dominicano Manuel Margot, que conectó una vez en tres encuentros con el lanzador, llegó una vez a la registradora.

En la quinta entrada, el parador en corto Willy Adames pegó doble a lo profundo del jardín izquierdo y empujó a Margot a la timbradora con la primera carrera de los Rays.

Arozarena anotaría la segunda y última carrera de los Rays con su vuelacercas en la parte baja del noveno episodio.

Sobre la lomita la derrota la cargó Morton (0-1) en cuatro episodios y un tercio, permitiendo castigo de siete imparables, jonrón y cinco carreras, dio un pasaportes y ponchó a seis bateadores.

El cuarto juego de la serie se llevará a cabo el sábado, nuevamente en la “burbuja” de Arlington, cuando los Dodgers suban a la lomita al abridor mexicano Julio Urías. Los Rays aún no han informado quién será su abridor.

You may also like

Deja un comentario