El Gobierno se propone realizar una gran revolución de viviendas en barrios y ciudades

SANTO DOMINGO.- El Gobierno ha presentado este miércoles el Plan Nacional de Vivienda, por medio del cual busca transformar las ciudades y revolucionar el perfil urbano de barrios y suburbios.

Se trata, en realidad, de una gran empresa que buscará la transformación urbana de la República, para lograr así un rediseño urbanístico de alto impacto social y económico. Así, se pretenderá corregir el enorme déficit -cuantitativo y cualitativo- de viviendas, cambiar la fisonomía de los barrios y mejorar la vida de las familias beneficiadas.

Se prevé una inversión total de unos US$200 millones, arrancando el primer año con unos US$32 millones, equivalentes a cerca de RD$1,800 millones. Esta primera inversión ya está contemplada en el Presupuesto Nacional de este año.

Las autoridades dejaron establecido que el papel del Estado será mínimo, pues el Plan será desarrollado fundamentalmente con alianzas público-privadas.

Además, subrayaron que no se levantarán proyectos como La Nueva Barquita, puesto que la iniciativa se ejecutará en los mismos barrios y no solo incluirá viviendas sino también escuelas, centros comerciales, unidades de atención primaria, parques, instalaciones deportivas y otros espacios.

“No se hará un gran proyecto: se van a iniciar todos los proyectos a la vez, con una celular urbana. Vamos construyendo y vamos desplazando hacia esas construcciones, de manera paralela”, apuntó el viceministro de Proyectos de Inversión de Obras Públicas, Camel Cury.

¿En qué consiste y cuáles son sus alcances?

Las viviendas serán construidas o reconstruidas en las mismas zonas de residencia de la gente, y esto quiere decir que los beneficiarios no serán trasladados a otras zonas. Algunas familias podrán tomar su propia iniciativa de reconstruir sus casas, en cuyo casa podrían ser apoyadas y recibirían financiamiento.

Serán 62,000 viviendas para los próximos cuatro años, arrancando con las primeras 11,000 este año y siguiendo con 17,000 más en los próximos años.

El Plan se ejecutará mediante alianzas público-privadas, donde el Estado tendrá una mínima participación.

¿Quiénes pueden beneficiarse?

Camel Cury especificó que el programa va dirigido a familias en zonas de proyecto de transformaciones urbanas, a las de ingresos bajos, a las que están en riesgo de calamidades y las que habitan en zonas vulnerables, así como a las mujeres maltratadas, madres solteras, féminas en condiciones especiales y a sectores y gremios incluidos en los programas sociales.

Por cierto, adelantó que ya están evaluando unos 10 terrenos y que estos se están trabajando para su titulación, en el Gran Santo Domingo, San Cristóbal, Santiago y otras localidades.

Además, prometió que el sector Domingo Savio será impactado a gran escala, pues ya está bajo un amplio estudio e intervención.

El Plan se diseñó en base a una bancarización y a dos tipos de subsidio focalizados en la familia. Así, se creará un fondo especial llamado FonVivienda, y habrá otros alicientes.

Habrá bonos consolidados para el inicial de la vivienda, en dos vertientes: el familiar y el gremial o sectorial, además de un bono especial para mujeres.

El funcionario destacó que el plan empezará a construirse al mismo tiempo, con lotes de viviendas en las zonas que serán profundamente intervenidas.

Según él, es el primer programa de acceso a la vivienda digna, para que la gente tenga su techo propio.

Las familias que tengan ingresos de hasta RD$16,000 mensuales, podrán optar por viviendas de hasta 800,000 pesos; tendrán subsidios del inicial de las casas.

Las familias que tengan ingresos de hasta RD$26,000 mensuales podrán optar por viviendas de hasta un valor de RD$1.4 millones, con subsidios para el inicial y hasta siete años.

Las familias que perciban unos RD$90,000 mensuales podrán optar por viviendas valoradas en RD$2.25 millones, con iguales subsidios por siete años.

Una vivienda de RD$800,000 pudiera ser adquirida con un inicial de apenas 20,000 pesos, y solo se pagaría RD$3,600 al mes.

Los subsidios serán otorgados durante 7 años, porque los organismos internacionales entienden que las familias que son ayudadas, pueden mejorar su condición en ese período de tiempo.

El Plan se ha fijado dos cometidos: el proceso de renovación urbana, cambiando el perfil de los barrios, y mejorar los planes habitacionales dirigidos a sectores y gremios.

“La intención es desarrollar un proyecto dentro de los mismos sectores en los que ellos realizan su día a día y establecen su relación”, para así evitar que la gente vuelva a sus sectores de origen.

En tanto, el presidente Luis Abinader detalló que el Estado está facilitando la parte financiera y solo intervendrá en aquella brecha financiera que los sectores más vulnerables no pueden cubrir.

El mandatario estableció que cualquier persona puede accede al programa de manera individual, sin importar dónde viva.

Déficit

Según el ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, el déficit cuantitativo de viviendas asciende a 1.1 millones y, en términos cualitativos, suma un millón más y aumenta a 2.1 millones.

el nuevo diario

You may also like

Deja un comentario